El uso de Clembuterol: la corrupción de la carne

El clembuterol ha estado en boca de muchos mexicanos después de que cinco futbolistas de la selección mexicana dieran positivo a este compuesto en una prueba de antidoping llevada a cabo el pasado 21 de mayo durante la Copa de Oro y fueron encontrados inocentes después de que en la investigación resultará que se debió a carne contaminada. El presidente Felipe Calderón aumentó más la preocupación al decir al día siguiente durante su gira por la República, “…Yo creo que (la presencia de clembuterol en el organismo de los futbolistas) sí es un asunto de contaminación de comida, porque, efectivamente, muchos para que pese más kilitos la vaca, si le ponen quién sabe cuánta sustancia”.

A partir de 2002 en Jalisco se registraron los primeros casos de intoxicación por clembuterol. Desde ese año y hasta 2010 se han intoxicado 807 personas por la ingesta de carne contaminada –sobre todo vísceras e hígado– con esa sustancia. La cifra más alta se dio en 2006 con 262 casos; en 2007 hubo 71; en 2008, 21; en 2009, 17, y en 2010 la cifra fue de 25. En lo que va del año se ha informado de 18 casos, sólo que ahora el repunte coincidió con los escándalos que se desataron a raíz de los jugadores de futbol.

¿Por qué agregarle a la carne clembuterol? Bueno sencillamente porque los ganaderos buscan una mayor producción en el menor tiempo posible, aunque en ocasiones esto afecte la salud de los consumidores, puesto que esta sustancia está prohibida y la usan para que la carne de los animales permanezca magra ya que puede ser utilizado como estimulante que ayuda a metabolizar a la grasa más rápido y también con esto se busca aumentar la masa muscular de los animales, es decir que den más carne. La sustancia está prohibida para la industria cárnica en México, Estados Unidos y Europa por sus efectos negativos en la salud humana, pero también es utilizada legalmente como broncodilatador en tratamientos contra el asma.

La sustancia se acumula en el hígado del animal durante 56 días; en el riñón por espacio de 28 días; en músculos durante seis, y en la sangre durante cuatro días. En los humanos de acuerdo con la Secretaría de Salud, las intoxicaciones por el consumo de la sustancia pueden producir palpitaciones, nerviosismo, temblores, temblores involuntarios de los dedos, dolor de cabeza, aumento de la transpiración, insomnio, posibles espasmos musculares y aumento de la presión sanguínea y náuseas y estos síntomas suelen ocurrir horas después de ingerir los productos que contienen restos de la sustancia, y desaparecen entre 2 y 6 días después.

Cuando se analizaron muestras de orina, suero y retina de los animales que serían sacrificados, se encontraron concentraciones desde 9 mil 533 hasta 130 mil 82 partes por trillón, medida de concentración a analizar, cuando la medida mínima para considerar a la carne como contaminada es de 3 mil partes por trillón. De acuerdo con los especialistas, no existe forma de saber de primera vista si la carne está contaminada o no, se recomienda sospechar de color rojo intenso y sin grasa, pues son las características que se logran con el uso de esta sustancia.

A pesar de que cada país está redoblando esfuerzos para evitar que esto siga pasando aún se siguen presentando casos, y no sólo en México, sino en otros países no sólo de América, sino de la Unión Europea (en específico hubo un caso particular en España con un ciclista que dio positivo a Clembuterol) y Asia.

+ Información sobre La Ruta del Clembuterol y el Clembuterol

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El uso de Clembuterol: la corrupción de la carne

  1. Precisamente, el caso de Contador, el ciclista español, si sale bien, modificará el reglamento antidopaje en el Ciclismo, haciéndolo más justo. http://mun.do/vJEEUa vía: @elmundoes

  2. Orges dijo:

    No puede venir más al caso el tema de la entrada, con la revisión del caso Contador en el candelero.

    Me hubiera gustado ver una información más exacta del modo de acción del clenbuterol. Como otros beta-agonistas, lo que provocan es una estimulación de los receptores beta-2, lo que conlleva una serie de efectos, entre otros el de broncodilatación (que es su uso farmacológico) pero también tiene una acción de reparto metabólico, aumentando el catabolismo de las grasas, y aumentando (en unas especies, curiosamente no en todas) el anabolismo muscular.

    No me aclaro mucho tampoco con las cantidades acumuladas. 3000 partes por trillón no son ni más ni menos que 3 partes por billón. En cuanto a la acumulación en músculo, hasta hace unos años los niveles eran prácticamente indetectables; con la mejora en los métodos de análisis se consiguen detectar, pero comiendo carne resulta muy difícil creer que uno acabe intoxicado (otra cosa es que de positivo en un análisis antidoping). Las intoxicaciones suelen provenir del consumo de vísceras, sobre todo hígado. Por cierto, que donde se acumula en mayor cantidad el clenbuterol es en globo ocular.

    Algo más del clenbuterol y Contador en:

    http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2010/11/18/1494/

    Y de hormonas para producir carne en general:

    http://www.lamargaritaseagita.com/blog/2005/03/17/hormonas-en-la-carne/

    Saludos

  3. violetahds dijo:

    El clenbuterol se clasifica como simpaticomiméticos. Que afectan el sistema nervioso simpático de muchas maneras. Están mediadas por la distribución de los receptores adrenérgicos. El cuerpo tiene nueve tipos de receptores que se clasifican por alfa o beta. Se subclasifican por tipo de número. Clenbuterol tiene en el cuerpo como “La mayor parte de las acciones de las catecolaminas y agentes simpaticomiméticos se pueden clasificar en siete tipos principales: (1) acción periférica de excitación en ciertos tipos de músculos lisos, como los de los vasos sanguíneos que irrigan la piel, los riñones, y las mucosas membranas, y en las células de la glándula, como los de las glándulas salivares y sudoríparas, (2) una acción periférica inhibitorio sobre otros tipos de músculo liso, como las de la pared del intestino, en el árbol bronquial, y en vasos sanguíneos que irrigan el músculo esquelético, (3) una acción excitatoria cardíaco, responsable en el aumento de la frecuencia cardíaca y la fuerza de contracción, (4) acciones metabólicas, tales como un aumento en la tasa de glucogenólisis en el hígado y el músculo y la liberación de ácidos grasos libres los ácidos del tejido adiposo, (5) acciones endocrinas, como la modulación de la secreción de insulina, la renina, y hormonas de la hipófisis; (6) acciones del SNC, tales como la estimulación respiratoria y, con algunos de los medicamentos, el aumento de la vigilia y psicomotor actividad y una reducción en el apetito,. y (7) acciones presináptica que dan lugar a inhibición o facilitación de la liberación de los neurotransmisores como la como la norepinefrina y acetilcolina
    Clenbuterol es un inhibidor de beta-2 simpaticomiméticos, que afecta principalmente a sólo uno de los tres subconjuntos de los receptores beta. Este compuesto es además un conocido termogénico, con beta-2 agonistas, como Clenbuterol demostrado que estimula directamente las células de grasa y acelerar la descomposición de los triglicéridos para formar ácidos grasos libres.

    • Orges dijo:

      Más comentarios críticos y menos datos hubieran hecho más interesantes y valiosas las respuestas aclaratorias.

      Repito, 3000 ppt son 3 ppb, y hay que tender a utilizar menos cifras, siempre que se pueda.

      En cuanto al riesgo en el consumo de carne ¿existe algún caso documentado sobre intoxicación por consumo de carne? Yo todos los que conozco son por consumo de hígado.

      Saludos

  4. violetahds dijo:

    En México se han detectado casos de intoxicación por clenbuterol, aunque por lo general no se piensa en clenbuterol cuando se presentan algunos síntomas ya mencionados en el artículo sobre esto. En España hubo un brote de intoxicación en Asturias en 1990, por citar alguno, que se debió al consumo de hígado de ternera, aunque los brotes se han presentado con un patrón que afecta a familias, debido a la distribución y consumo del alimento. Así como usted comenta Doctor, como se acumula en el hígado en grandes cantidades y menor grado en el músculo, el consumo de vísceras conlleva mayor riesgo que el de la carne (pero está última no está exenta).
    La concentración de Clorhidrato de clenbuterol expresadas en partes por trillón (ppt) se suele valorar mediante la prueba de Elisa con el kit RIDASCREEN® Clenbuterol Fast. De R-Biopharm.
    Donde para determinar si una muestra es positiva se consideran los siguientes valores:

    MUESTRA POSITIVA ng/Kg (ppt)
    Tejidos 2,000
    Alimento 10,000
    Orina 2,000
    Retina 3,000
    Suero 2,000
    Pelo 6,000

    Se consideran muestras positivas a la retina a partir de 3,000 ppt. Lo que convierte a estos los productos de origen animal en contaminados y potencialmente peligrosos si son consumidos por personas sensibles.

  5. violetahds dijo:

    En septiembre 2006, cerca de 330 personas en Shanghai fueron reportadas intoxicadas por consumir carne de cerdo contaminada por clenbuterol.
    Este 2011 en Jalisco (México) se registraron 18 casos de intoxicaciones por residuos de clenbuterol en carne e hígados de res.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s