El futuro de la carne en una placa de petri

Hace tan solo unos días la población mundial ha alcanzado los 7.000 millones y en 2050 se prevé que seremos 9.000, con estas perspectivas la FAO estima que antes del 2050 la producción mundial anual de carne tendrá que duplicarse a 463 millones de toneladas.

Con estas expectativas puede que en un futuro no muy lejano la eterna controversia del consumo- no consumo de carne deje paso a un nuevo debate ¿Consumiría usted carne creada en laboratorio a partir de células madre?

Ya a mediados del S.XX el holandés Willen Van Eelen imaginó crear carne sin matar animales a partir de células madre. Actualmente el profesor Mark Post, jefe del departamento de Fisiología Vascular de la Universidad de Maastricht, lleva a cabo una línea de investigación para crear una hamburguesa de cerdo en un año gracias a la financiación de un anónimo por US$420.000.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/10/111027_carne_laboratorio_celulas_madre_jg.shtml

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/07/110705_ciencia_alimentos_sinteticos_futuro_mt.shtml

El objetivo es crear a partir de células madre satélite, obtenidas de animales vivos, algo que se asemeje a la carne real y que ésta se pueda fabricar en cantidad suficiente para el suministro a los consumidores.

PETA se encuentra dentro de los sectores que apoyan esta investigación, evidentemente por razones éticas, y ha ofrecido un premio de US$ 1 millón a la primera compañía que logre llevar carne sintética a las tiendas de al menos 6 estados de EEUU para el año 2016. ¿Sería éste un nuevo mercado para captar a quienes se oponen al sacrificio de animales pero les gusta la carne?

El costo de cría del ganado es otro de los puntos que impulsan estas investigaciones ya que la producción de carne es la mayor responsable de la huella de CO₂ (18% del total) y a ello se destinan gran parte de los recursos naturales (80% de las tierras de cultivo y el 10% de los suministros de agua dulce).

El desarrollo de este tipo de ingeniería  permitiría además el desarrollo posterior de alimentos funcionales, incluyendo por ejemplo ingredientes que supriman el apetito o ayuden a perder peso, el uso de menor cantidad de grasas saturadas o la adición de ácidos grasos omega-3 o incluyendo la adición de “nutraceúticos” (elementos nutritivos y farmacéuticos – término que en mí causa un cierto recelo, todo sea dicho-).

Esta gran hazaña de ingeniería de tejidos no está exenta de controversia y son numerosos los desafíos a superar por el músculo criado en una placa de laboratorio ¿a qué sabe o a que huele un músculo sin grasas o sin aporte vascular? ¿Qué textura tiene? ¿Y qué sucede con la jugosidad? ¿Qué forma tendrá?

  • El músculo es movimiento: forma parte intrínseca de su naturaleza y se sabe que es un factor más que influye en el producto final. Se comenzó probando con descargas eléctricas, con una especie de miniaturas de esos entrenadores abdominales que venden en la tele-tienda, con poco éxito. Ahora se trabaja en la sujeción de la fibras a una especie de andamio que o bien  las somete a una tensión biofísica natural o bien se expanden y contraen con los cambios de temperatura. Ambos sistemas estarían diseñados para que fuesen comestibles o biodegradables.  Y esto no deja de recordarme a los Fraggel que se comían los andamios que hacían los currys… no puedo evitarlo, jejeje.
  • De momento solo se ha conseguido el crecimiento hasta piezas de 0.1-0.3 mm de grosor y de 2 o 3  cm de longitud, no debemos olvidar que esas células madre crecen en un medio con O₂ y nutrientes pero no existen vasos sanguíneos por lo que la difusión de éstos se limita a las células superficiales. De momento resulta una utopía alcanzar el tamaño de un filete grueso,  razón por la cual los primeros productos desarrollados serían hamburguesas o salchichas a partir de moliendas del músculo creado en laboratorio.
  • Otro punto muy importante es que la carne no son exclusivamente fibras musculares, influyen numerosos componentes en el sabor, el olor, la textura, la jugosidad, etc. por ejemplo, sin llegar a la creación de un filete, que grasa se va a adicionar a la hamburguesa o a la salchicha, la grasa es una parte esencial de estos dos productos, ¿se creará también en laboratorio, será de origen animal, será vegetal o no se adicionará? Cada una de estas opciones abre nuevos retos / debates. Y por otro lado, ¿qué ocurre con todos aquellos procesos metabólicos que convierten un simple trozo de músculo en un apetecible chuletón?

Evidentemente queda mucho camino por recorrer y éste no estará a salvo de tropiezos, críticas e innumerables dificultades. De momento el debate está abierto.

RRM

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El futuro de la carne en una placa de petri

  1. Mario Estévez dijo:

    Enhorabuena por el artículo. Interesante y de un enorme nivel. Mi comentario se refiere a aquello de que “la FAO estima que antes del 2050 la producción mundial anual de carne tendrá que duplicarse a 463 millones de toneladas”. Tendrá que duplicarse: ¿por qué? Se entiende que para garantizar que todos los individuos de este planeta tengan acceso al consumo de carne en el 2050…¿es que acaso todos los que vivimos en este planeta en el 2011 tenemos garantizado ese acceso?
    Mario Estévez

    • otc20112012 dijo:

      Muchas gracias Mario, perdona por el retraso en la respuesta pero no había visto el comentaria hasta hoy, aún no estoy muy familiarizada con el blog.
      En cuanto a la estimación de la FAO es una previsión y como tal puede fallar, y más según están las cosas…
      Muy buena la apreciación, en efecto no se debe suponer ni se supone que ni ahora, a punto de acabar el 2011, ni en el 2050 toda la población mundial pueda tener acceso al consumo de carne, cuando ni tan siquiera se cubren las necesidades mas básicas como el agua, los cereales, etc., pero lo que sí debemos tener en cuenta es que son los paises en desarrollo los que van a contribuir en mayor grado a ese crecimiento. Al menos de momento es una utopía acabar con el hambre del mundo, por lo menos hasta que no se de un cambio de mentalidad, pero sí se pretende a corto plazo mejorar la nutrición media y disminuir en un alto grado la desnutrición , a ello podría contribuir la síntesis de proteina de alta calidad a bajo precio que podría hacer accesible el consumo de carne a esos sectores menos favorecidos de la población mundial (o simplemente con los únicos fines de contribuir a reducir la contaminación ambiental o a evitar el sacrificio animal -según ideologías- cuando ya tienes las necesidades básicas cubiertas). Yo tengo la esperanza de que al menos se les de a oportunidad de mejorar su economía y con ello el acceso a todo tipo de alimentos incluida la carne, si ellos así lo desean. De momento el resto de la población privilegiada seguirá comiendo tanta carne como puedan.
      Rocío Rodríguez

  2. elorgeses dijo:

    Hombre, se entiende que a lo que se refiere el artículo es a que tendrá que duplicarse la producción si se mantiene el actual consumo de carne y aumenta la población al ritmo actual.

    Desde luego el desarrollo de algo que se parezca a la carne pero que pueda producirse en una fábrica es algo que abre multitud de posibilidades y de debates. Para nosotros, como trabajadores del sector, debe aparecer como un reto y una posibilidad.

    Se me abren un montón de interrogantes, sobre la composición, las características, las propiedades….

    Muy interesante, Rocío

    Muy bueno lo de los Fraggels.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s